miércoles, 21 de mayo de 2014

La tierra





El agua cae
al costado de la piedra
en el rojo crepúsculo
              de la tarde
             apenas percibida.

Es efímero el día
precaria la brisa.

Para todos hay vida,
menos para el ruin
conquistador de la noche.

El viento sobre el valle
regresa la voz
secreta de los hombres.

Un pájaro en picada
exhala el tiempo por venir.

Conservo la tierra en la memoria
de la infancia,
el oleaje de los cerros
la seca espuma
del trigo naufragado.

Conservo la tierra.
El aroma del suelo mojado,
el polvo sujeto
en la esfera del mundo
con el perfume interior
de la corteza.


Conservo la tierra,
la memoria de mi padre
y de mi hermano
donde el tiempo
me convoca y me destierra.


Nada de lo que es ha sido cierto
y el hombre contra el hombre
el alimento contra el hambre
el cobijo contra la intemperie.
Hay guerra en el silencio.

Conservo la tierra
el fino polvo

en que se convertirá el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario